Autor Tema: Pago por tus datos (Data as labor) e Internet Of People  (Leído 434 veces)

jmcpcancino

  • Global Moderator
  • Newbie
  • *****
  • Mensajes: 6
  • Karma: +0/-0
    • Ver Perfil
Pago por tus datos (Data as labor) e Internet Of People
« : marzo 18, 2018, 12:19:16 am »
Recientemente leí una nota de Aarón Benítez sobre el artículo “Should we treat data as labor? Moving beyond free”, escrito por Imanol Arrieta Ibarra, Leonard Goff, Diego Jiménez Hernandez, Jaron Lanier y E. Glen Weyl de las prestigiosas universidades de Stanford, Columbia, Yale y la Corporación Microsoft; en esa nota se pone particular atención al tema del valor de los datos personales y cómo ese valor debe ser transmitido a sus propietarios mediante la remuneración de las grandes empresas de la tecnología que los usan como fuente de análisis para procesos de negocio.

El artículo a grandes rasgos manifiesta que la falta de pago a los productores de datos por su uso podría impactar negativamente el desarrollo de sistemas basados en inteligencia artificial e inclusive, que el desarrollo de ellos depende de estimular que las personas produzcan los datos; no se puede pensar en un desarrollo de la AI si la producción de datos no es remunerada.

Tiene una discusión sobre por qué motivos los datos deben tratarse más como una actividad remunerada que como un activo, y que quienes primero deben beneficiarse de ellos son quienes los producen; abriendo la posibilidad de la existencia de un mercado de datos.

El tema de la propiedad y uso de los datos para nada es un debate nuevo, durante los últimos años ha estado en la discusión si aceptar los términos y condiciones por el uso de una plataforma tipo Facebook, Twitter, Linkedin o de un servicio tipo Uber, Airbnb, EBay, se convierte en un intercambio justo; sobre todo cuando además de utilizar los datos de operación en esas plataformas, nuestros datos personales son utilizados para la venta de otros servicios a otros mercados, la venta de los mismos datos o hacernos partícipes de promociones de acuerdo a nuestros perfiles y a nuestros patrones de consumo; sin dejar de lado la vulnerabilidad de que nuestros datos vayan a parar a manos indeseables por fallas en la seguridad informática de quienes los resguardan. Solo recordemos que ya han pasado eventos de robos de datos, recientemente con un malware que usaba de pantalla Spotify y anteriormente la sustracción de datos de usuarios de bancos, Visa, Uber y Facebook.


La propuesta de recibir remuneración por nuestros datos personales creo que no puede ser valuada y no debe existir una cantidad que justifique su venta; sin embargo los datos que produce nuestra vida diaria sí generan un valor, que puede y debe ser no solo remunerado, sino también aprovechado para fines sociales, científicos y comerciales. Los datos de nuestra vida diaria (Everyday data) pueden generar una mejora significativa en nuestra calidad de vida, además de ayudarnos a generar una mejor sociedad, así como ser fuente para la generación de mejores productos y servicios, si son utilizados de una manera ética y adecuada.

Pero cómo es posible compartir nuestros datos de la vida diaria sin comprometer nuestros datos personales? Internet of People está desarrollando la infraestructura para hacerlo realidad. Internet of people es una infraestructura completa para aplicaciones y pagos que no está basada en un servidor centralizado. En su lugar está completamente descentralizada y basada en nodos. Estos nodos pueden ejecutarse en computadoras o en dispositivos más pequeños como un Raspberry Pi o un teléfono inteligente.

El servidor de perfiles, es uno de los componentes clave en esta infraestructura que estamos construyendo en IOP y se convierte en la caja fuerte que protege nuestra privacidad, para lograr la interacción persona a junto al CAN y el LOC.

El servidor de red de contenido direccionable (CAN) es responsable de almacenar y servir contenido para apps P2P. Al proporcionar una red en la que el contenido es directamente direccionable, los nodos y las apps P2P pueden encontrar contenido sin importar en qué nodo esté almacenado. Los nodos que incluyen un servidor CAN forman lo que efectivamente es una base de datos distribuida. Esto es más o menos equivalente a una red de entrega de contenido (CDN) en los sistemas centralizados actuales, pero construida mediante la tecnología punto a punto basada en una bifurcación personalizada de IPFS.

La base de los servicios ubicados geográficamente es la red basada en la ubicación (LOC). Esta es una red de nodos punto a punto que se autoorganiza dinámicamente en función de una ubicación geográfica específica configurada por el operador del nodo que los aloja. Los servidores de perfil y proximidad se registran en la red LOC para establecer su ubicación y, por lo tanto, se geolocalizan. Esta capacidad permite funciones que serían difíciles de lograr sin ella.

El establecimiento de relaciones entre nodos basados en la ubicación también ayuda a proteger la red contra algunos tipos de ataques al proporcionar una red de confianza de estos nodos sobre una red subyacente muy poco confiable proporcionada por los proveedores de servicios de Internet.

Gracias al servidor de perfiles podemos registrar y mantener nuestros datos personales en nuestros dispositivos sin que viajen por la red o se almacenen en el servidor de un tercero; a los datos personales se le adicionan, así como a la configuración de nuestros redes sociales actuales, nuestras aficiones, preferencias y datos que estemos dispuestos a compartir, los que se pueden encontrar en la red a través de la Open Social Graph que se encarga de mantener nuestros perfiles públicos enlazados para poder ser encontrados por nuestras características y disponibilidad a ser contactados para ciertos temas, así como por nuestra georreferenciación indirecta.

La Open Social Graph es algo así como un boletín digital gigante donde las personas pueden publicar sus intereses y ser encontrados, ya sea por otras personas o por empresas.


La gran diferencia entre esta aproximación y las de bases de datos como las de Facebook, Twitter, Linkedin o Google del mundo es que los usuarios tienen completo control sobre su información. Puedes subir tanto acerca tuyo como quieras. También puedes subir tantas versiones de tí mismo como quieras a través de varios perfiles: uno para redes sociales, otro para acuerdos de negocios, y así.

Es criptográficamente segura, de manera que nadie pueda alterar o hacer mal uso de tus datos. Con esta tecnología puedes elegir entre interactuar de manera anónima, con un pseudónimo o abiertamente con otros en todo tipo de contextos. Puedes controlar quién tiene acceso a tu información y revocar este permiso si no estás contento en la forma en que lo utilizan.


La Open Social Graph resuelve uno de los principales problemas de la Internet actual: falta de control sobre tu información personal. En la Internet of People, nuestro Yo digital puede viajar a través del ciberespacio usando el traje que quiera, siendo quien elija ser con quien elija.

De tal manera que cualquier persona o empresa conectada a la red P2P, si estuviera buscando individuos para obtener datos de patrones de ejercicio, puede llegar a ellos y ofrecerles participar en un programa de recolección de datos a cambio de una remuneración, claro que queremos que esta sea hecha con nuestro token $IOP.

En un futuro, podría participar en aquellos programas en donde por las características de mi perfil, me contactaron para colaborar en recolección de datos sobre mis patrones de sueño, mi tiempo y respuestas de mi organismo al ejercicio, mis patrones de gasto en alimentos, mi tiempo de lectura o las páginas que navego en internet a cambio de algunos valioso $IOPs que se depositan diariamente en la billetera de mi celular; así como participar de manera voluntaria en un programa de recolección de datos sobre la calidad del aire en espacios públicos con un sensor de mi dispositivo móvil.

Con la participación, cada usuario en estos programas de recolección de datos se irá construyendo una reputación que ayudará a seleccionar a los mejores prospectos para participar en ellos. Quienes deseen hacer de su participación en estos proyectos una fuente de ingresos se verán obligados a construir una reputación que los convierta en elegibles.


En este proceso de seleccionar candidatos y remunerarlos por su participación, de ninguna manera se comprometen los datos personales, y podemos pasar de una propuesta de Data as Labor a una Everyday Data as Labor de manera anónima, segura y transparente. La infraestructura de Internet of People estará lista para ello.

Quiza tu quieras ayudar a construir la primera comunidad de generadores de datos remunerados utilizando nuestra infraestructura, te atreves?

En Internet of People las personas son primero, su privacidad es parte de nuestros valores.

Si quieres aprender más, visítanos en https://iop.global